lunes, 25 de agosto de 2008

SARA LA GANGREL DE LOS ANGELES

Introducion del personaje que escribi para Suzu para la partida de los angeles de Gerardo
(una pena que se cerrara)
------------------------------------------------------------------------------------------
Estoy helada o eso debería sentir si se ve no se me hubiera negado la capacidad de sentir el frio y el calor.
Me encuentro en un vagón de carga que recorre el nuevo continente, dios y pensar que hace 3 años era un estudiante normal.
Empezare por el principio.
Mi nombre Sara. Y soy de Euskadi. Este sitio tiene dos peculiaridades
1º jodido yanqui no soy de México, soy del otro lado del charco. Del norte de España y sur de Francia, pero no pertenezco a ninguna de ellas.
2º soy una chica dura, soy dura desde antes que estuviera muerta.
Bien te lo explicare jodido yanqui.
En España si ese es el sitio de donde salieron tus antepasados hace 6 siglos. Desde hace años una provincia desea la independencia Euskadi, porque por tener diferente origen ene, distinto bases o cabezonería pura ya no lo sé.
El caso es que los deportes nacionales allí son los ariskolaris y la quemada de cajeros.
Bien entendida la situación te diré donde me situaba yo en esta historia.
Yo era una chica tranquila y como toda buena chica tranquila me dedicaba a pasarme los sábados en manifestaciones, reventando cocteles molotov en cascos de antidisturbios y quemando mobiliario urbano.
¿Qué porque lo hacía? Te podría decir que era porque creía en la causa….pero te podría mentir, lo hacía por la acción. La batalla, enfrentarme al más fuerte que yo, el desafío.
Me encantaba esa vida. Solo me sentía viva cuando me enfrentaba al peligro. ¿Que por qué?
Supongo que porque nadie me quería realmente. No estaba falto de chicos, en los círculos que frecuentaba hay proporción de 5 a 1 de hombres y mujeres, así que era un bien deseado y si quería no tenía que pasar una noche sola. No eran el amor de mi vida pero una chica tiene que comer.
Así era mi vida, un espiral de fracaso y sin ninguna aspiración, ya que estaba sola.
Sola hasta que llego él.
Me encontraba intentando forzar una cerradura de un coche la verdad es que se me estaba resistiendo. Cuando como salido de la nada una gran sobra apareció en mi espalda.
Goteaba sangre. Estaba herido. Pero con su profunda voz dijo algo.
Yo te lo abro, a condición de que me lleves donde te pida, después el coche y un pequeño obsequio serán para ti. Haciendo esto me dio un sobre (lleno de sangre) con un fajo de billetes dentro.
Era una cantidad de pasta que en la vida podría conseguir. Acepte.
El misterioso hombre se acerco a la puerta y tras concentrarse un poco abrió la puerta de un tirón(luego me costó cerrarla)la abrió como cuando te regalan un juguete en una caja de plástico que solo se puede abrir reventando la caja y luego no se puede cerrar.
Se sentó en el asiento del piloto y repitió la acción arrancando la tapa de debajo del volante.
A continuación salió mientras me dijo. Supongo que sabes hacer un puente.
Yo afirme y me puse al trabajo. Él se sentó en el asiento del copiloto y busco entre su ropa una botella metalica. Bebio hasta agotarla y se hecho sobre el respaldo.
Arranque el coche y me dirige al bosque como me pidió.
Las heridas de su cuerpo se cerraban como por arte de magia.
Al ver mi cara dijo: Si me demuestras que vales lo suficiente también será tuyo este poder.
Llegamos al lugar indicado se bajo y se acerco a mi ventanilla. Para decirme las palabras que cambiarían mi vida.
Te doy la opción de quedarte, necesito alguien que guarde mi legado.
Así que tienes dos opciones. Quedarte y descubrir la verdad del mundo y (irónicamente) darle un sentido a tu vida o volver a casa a follar con idiotas que se creen revolucionarios y jugar a la niña rebelde.
Arranque el coche, avance 5 m y lo detuve.
Así es como mi sire me encontró.
William, gangrel que dejo la camarilla hace mucho tiempo. Me adopto, (no creo que nadie me echara de menos,) me enseño cómo funcionaba el mundo de los maldecidos por la sangre de Caín y me adiestro para usar la sangre.
¿Por qué lo hizo? Nunca lo dijo y nunca lo admitiría, pero se sentía solo necesitaba una hermanita pequeña con la que contar hasta el fin de los tiempos. Juntos éramos felices ya que nos dábamos un sentido en la vida.
Entre risas entrenamientos, leyendas e historias de su antigua cuadrilla de guerra pasaban las noches.
De su cuadrilla, que contar recorrieron el mundo luchando contra grandes enemigos. Lo cual les puso en el punto de mira de muchos carapela. Pasaron varios meses, hasta que una carta llego.
Desde ese momento la sonrisa se apago y estuvo una semana encerrada en un despacho escribiendo.
La octava noche salió, llevaba un macuto para un viaje.se dirigió hacia mí y me abrazo.
Me voy pequeña te he dejado unos papeles en el escritorio, léelos y lo comprenderás.
Beso mi frente y se fue. “recuérdanos, eres mi legado al mundo, se que no me defraudaras”
En los papeles me contaba porque la noche que nos conocimos estaba herida. Buscaba información sobre Budd su último compañero de cuadrilla que no se había convertido en cenizas. Era un brujah, grande y estúpido, pero su mejor amigo.
También averiguo que una manada de Sabbat se dirigía a matarlo. (Entre ellos un lasombra con el que tenía una cuenta pendiente).Por eso se iba, como los dos últimos miembros de la cuadrilla o bien sobrevivirían o morirían juntos., como hermanos.
Sabía que iba a morir, pero era su decisión.
No recuerdo haber llorado más en toda mi vida,
También había otra cosa escrita.
“Quema todo y huye, el Sabbat te mataría por llevar mi sangre, y la camarilla por haber sido abrazada sin su permiso, solo te quedan los estados independientes, ve a los ángeles y no mueras, vive por los dos.
Eres mi legado al mundo”
Cogí lo que pude llevar encima y queme el lugar. Cruce el charco en un barco mercante y ahora me dirijo a los ángeles de polizón en un tren. En una hora llegare y viviré por los dos
“recuérdame, eres mi legado” la petición más simple que puede dar un sire a su chiquillo.

1 comentario:

Cris dijo...

hola "hermanito", el relato es muy bueno